Humidificador de aroma con aceites esenciales

     

Humidificador de aroma purificador

La mayoría de los difusores humidificadores, purifican con un difusor de aceites esenciales. Es ideal utilizarlo por la noche mientras se duerme.

También muy recomendable en oficinas, comedores, lugares públicos. Sitios para niños, mayores y centros de salud.

Seguridad: cuando el difusor se queda sin agua se para automáticamente.

Categorías: , Etiquetas: , , ,

Descripción

         

Humidificador de aroma purificador

Este difusor purificador y humidificador de aroma, incorpora un difusor de aceites esenciales con una capacidad de 500ml.

Whisper Quiet: la tecnología ultrasónica garantiza que el difusor funcione de un modo muy silencioso, con menos de 35dB, siendo casi silencioso. Es ideal utilizardo por la noche mientras se duerme.

Seguridad: cuando el difusor se queda sin agua se para automáticamente.

Gracias a su gran capacidad, el humidificador de aroma produce hasta 30 ml de humedad por hora.

Por ejemplo para una habitación de 30 metros cuadrados.

Incluso su duración continuada puede llegar hasta 10 horas de producción. Es perfecto para utilizarlo en dormitorios, salas de estar, comedor. También para lugares de trabajo, guarderías, estudios de yoga, oficinas, hoteles y spas.

Producto disponible en Amazon.es

Ajuste de temporizador:

4 modos con un ajuste a través de un botón para escoger entre:

  • 1 hora
  • 3 horas
  • 6 horas
  • constante o función seguida
Producto disponible en Amazon.es

La luz de Led de colores: hasta 7 colores distintos Led conseguirás un ambiente muy agradable.

Apagado: función automática

Salud: añade humedad al aire para eliminar la sequedad en el ambiente. La falta de humedad puede provocar problemas con la piel: piel seca y agrietada. También para problemas de salud en las mucosas (nariz reseca), dolor garganta, tos….

Con el humidificador tu piel y tu salud te lo agradecerá.

Humidificadores, formas de uso

Como te puedes imaginar, el uso de estos aparatos que aumentan la humedad del hogar es muy sencillo. Funcionan con energía eléctrica y el mayor peligro lo suponen los de tipo caliente, porque hierven el agua y eso siempre tiene que ser una alerta.

En general, de los humidificadores debemos vigilar:

  • Limpieza, de manera que no provoquemos que ellos mismo sean una fuente de microorganismos no beneficiosos. Importante no usar detergente o aclararlo muy bien porque los restos se integrarán en el ambiente cuando activemos el equipo. El agua también debe cambiarse a diario.
  • Usarlo cuando sea conveniente, es decir, cuando haya problemas respiratorios, en invierno por la sequedad del aire o cuando la combinación temperatura-humedad no sea la correcta.
  • Cuidado dónde lo ponemos, que no esté al alcance de los más pequeños.

         

Tipos de humidificadores

Aunque hasta hace poco lo habitual era diferenciar entre vaporizadores y humidificadores, nosotros vamos a considerar los dos tipos de equipos que existen como humidificadores. Y a partir de ahí vamos a establecer una clasificación basada en la forma que tiene el equipo de llevar el agua al aire que nos rodea.

  • Humidificadores de vapor frío: normalmente funcionan mediante ultrasonidos que evaporan el agua del recipiente de forma muy eficiente. Sus ventajas son básicamente tres: no suponen un peligro por fuente caliente, podemos usarlos en verano ya que no aumentan la temperatura ambiente y el vapor de agua que producen es más fino y fácil de inspirar. En algunos modelos recomiendan usar agua destilada ya que el equipo no la hierve antes y podría llevar microorganismos infecciosos.
  • Humidificadores de vapor caliente: usan la evaporación por calor como método, con lo que podemos usar agua del grifo. Son más baratos que los ultrasónicos pero suponen un peligro por funcionar calientes y además elevan la temperatura ambiente.

Un tipo especial de humidificadores son los que llevan ionizador, con lo que se gana un extra que es la generación de iones negativos que atacan las partículas contaminantes del aire y lo mantiene más limpio y puro.